Videos Porno y sexo gratis.

» Relatos Eróticos: Dominacion: follado por mi mujer

 

« Vovler - Envía tus Relatos Aquí - Ver Categorías

 

Mi vida sexual desde que me casé nunca fue gran cosa. En realidad se puede decir que la culpa “es mía” dado que nunca he sido capaz de satisfacer sexualmente a mi mujer.
Tengo una polla que parece de juguete, mide 11 cm en erección y tengo eyaculación precoz (no duro más de 1 ó 2 minutos antes de correrme).

La última vez que hicimos mi mujer y yo el amor me dijo que no estaba
dispuesta a soportar semejante frustración y que para que terminase con
ganas y llena de semen no merecía la pena.

Creo que me he decidido a contar mi historia porque es totalmente anónima
y además tengo la necesidad de contarlo.

El caso es que con lo que me dijo mi mujer nunca más me atreví a
decirle si quería hacer el amor. Y estuvimos así durante unos cuantos
meses.

Un día vino a casa con un arnés del cual colgaba una enorme polla
de goma, la medí, unos 23 cm y algo gruesa. Me dijo que le gustaría
probarla y que le hicieses el amor con aquello. Me lo coloqué y lo hicimos.
Ella gritó como hasta entonces no lo había visto nunca y parece
que disfrutó. Incluso me dijo que lo había hecho muy bien (como
si fuera mía la polla).

Desde aquel día lo haciamos cada 2 o 3 días, hasta que un buen
día me dijo:

.- ahora la que te voy a follar soy yo a ti, y sacó un bote de vaselina
que había comprado. Me lo puso sobre el culo y me empezó a acariciar
el ano, me gustó. Después se lo puso a la verga y poco a poco me
la empezó a meter. Me dolió, y mucho. Cuando la tenía totalmente
dentro empezó a sacudirlo como una posesa mientras me decía : puedes
sentir lo que es una buena polla? Esto es exactamente lo que se espera de un
hombre y no lo que tienes tu entre las piernas. Aprende impotente.

Aquello me dejó bastante marcado y a partir de ese día me humillaba
siempre que podía, en casa, con mis amigos, con los suyos,...

Tengo que decir que al cabo de unas semanas cuando me la metía no sentía
el dolor inicial y algunas veces hasta sentía placer.

Al cabo de un tiempo mi mujer perdió el interés por el aparato,
lo cual no me importó, repito era humillante.

Pero todo tenía una explicación. Mi mujer estaba saliendo con otro
hombre. Me lo dijo un amigo mío.

Su amante vivía en nuestra misma calle y era unos 5 años más
joven que yo. Pedí un día libre en el trabajo y vigilé la
entrada a nuestro portal. Vi que un chico joven tocaba en timbre pero comprobé que
no era él. Cinco minutos después allí estaba él.
Decidí esperar 20 minutos para pillarles in-fraganti y subí a casa.

Cuando abrí la puerta me dirigí al dormitorio y encontré a
mi mujer atada a la cama con dos esposas y dos hombres en la habitación.
Todavía estaban vestidos. Empezé a gritar y me dirigí a
mi mujer pensando que estaba siendo follada. Hasta que ví que mi mujer
empezaba a reirse, y de que manera.

Entonces mi mujer les dijo que me agarrasen y me atasen a la cama, de tal manera
que quedamos lo dos atados a la cama uno de cada muñeca.

No lo podía entender, que estaba pasando?

Mi mujer les dijo a los dos chicos (el otro es el que había entrado anteriormente)
que se desnudasen y que yo hiciese lo mismo. Cuando los tres estábamos
desnudos mi mujer les dijo a los chicos que pusieran sus pollas junto a las mía.
Yo la tengo muy pequeña y además con los nervios parecía
aún más pequeña. Sus pollas eran gruesas y carnosas. Se
empezaron a reir y le pregutaron a mi mujer porque se había casado conmigo.
No hubo respuesta.

Después me dijo que esos dos chavales le follarían y que lo mejor
que podía hacer era mirar y aprender a ser un hombre.

Empezé a llorar, pero lejos de apidarse de mí, mi mujer me dijo
que yo le pusiera a punto las pollas. ¡ chupa esas pollas por mi y cuando
estén dispuestas me las follaré!.

Me negué. Pero uno de ellos me dió un puñetazo en la cabeza
que me hizo mucho daño. Me dijeron que o se la chupaba o recibiría
aún más. Al final, acobardado, lo empezé a hacer. Me metí uno
de los glandes en la boca y empezé a chuparlo mientras acariciaba el otro
con mi mano. Al cabo de unos 10 minutos tenía dos enormes pollas, totalmente
duras en mis manos.

Todo este tiempo mi mujer permanecía sin perder de vista el proceso y
se acariciaba el clitoris como si le estuviese excitando mucho. Y así era,
estaba totalmente mojada, nunca antes le había visto así. Cogió una
de las pollas y le pidió que se la follase mientras que le pidió al
otro que hiciera lo mismo conmigo.

Y hay estabamos, los dos, siendo follados por los jovenes en nuestra propia cama.

A mi me follaron una vez pero mi mujer fue follada tres veces. Grito como una
loba mientras maldecía su matrimonio y el impotente con el que se había
casado.

Cuando terminó les dijo a los otros dos que vieran con que juguete solíamos
jugar y saco el arnés del cajón. Se lo puso y delante de ellos
me folló, pero a diferencia de lo que antes hacía esta vez lo hizo
de forma brutal y queriendo hacerme mucho daño.

Realmente me hizo daño, termine sangrando, llorando y humillado.

Eso fue hace unos 8 meses. Hoy es el día que Javier, uno de los dos jóvenes,
el que me diól el puñetazo, vive con nosotros en casa y duerme
con mi mujer mientras que yo duermo en la habitación de los invitados.
Y algunas noches vienen a mi cuarto y me follan los dos a la vez.

No se que hacer, mi mujer y su amante me pegan casi todos los días y me
han dicho que si digo algo enseñarán todas las fotos que me han
ido sacando a lo largo de los meses. Incluso tienen videos.

Todos los sábados organizan pequeñas orgías en casa y el
día que más gente hubo estaban 5. Podéis imaginaros vuestra
mujer follándose a cinco hombres y terminar siempre mostrando como me
humilla, follándome ante todos con su verga de goma?.

Esta historia no tiene final porque aún no ha terminado, peor una vez
que termine, no se como, os lo haré saber.

Me gustaría que el que lea esta historia, que es real, os lo puedo asegurar,
me pudiera dar algún consejo. Estoy pensado en hacerme una operación
para agrandarme la polla pero no se si resolverá el problema.

Si no le siguiera queriendo a mi mujer me hubiera ido de casa hace tiempo, pero
incluso con todo lo que me hace pasar la quiero y me gustaría ser capaz
de follarla como la follan los demás. Además cada vez la veo más
puta e insaciable.









Warning: mysql_connect() [function.mysql-connect]: Access denied for user 'sexoaful_sfdb'@'localhost' (using password: YES) in /home/sexoaful/public_html/Relatos/ver_relato.php on line 182
Access denied for user 'sexoaful_sfdb'@'localhost' (using password: YES)